Temen por la vida de joven en Clarines

Señora Dexi Osorio denunció acoso contra su hijo por parte del CICPC

El pasado 7 de abril, presuntos funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) ingresaron a una vivienda ubicada en el sector Los Cerezos de Clarines deñ estado Anzoátegui buscando a un ciudadano llamado “Eduardo”.

Sin ningún tipo de orden de allanamiento, entraron a los cuartos, rompieron techos y ventanas, y se llevaron la cédula de identidad de Eudomar Prieto Osorio, quien reside en el lugar. Así lo informó el director institucional de la Fundación de Derechos Humanos del estado Anzoátegui (FDDHHANZ), Alcides Magallanes. 

La señora Dexis Beatriz Osorio (55 años), quien es madre de Eudomar, denunció ante la FDDHHANZ que no entiende cómo si buscaban a una persona con otro nombre, se llevaron la identificación de su hijo, de quien según le aseguraron le iban “a dar chicharrón”, lo que ella entiende como muerte. Asimismo señaló que le encomendaron decirle a Eudomar que acudiera a buscar su documento en el CICPC de Puerto Píritu. 

 “Luego de que ellos encontraron la cédula de mi hijo, destrozaron el techo, la puerta y las ventanas, que no son muy buenas, pero las rompieron. Un  funcionario me dijo: lo que provoca es que te dé una cachetada por mentirosa. Yo le dije la verdad, en la casa no vive ningún Eduardo. También me dijeron que le iba a dar chicharrón a mi hijo. Yo tengo mucho miedo, no sé en qué momento me vayan a malograr a mi hijo”, manifestó. Osorio agregó que del lugar también se llevaron pertenencias de un inquilino. 

Tras estos hechos, la ciudadana ha hecho las denuncias correspondientes en la Defensoría del Pueblo de Puerto Píritu, Fiscalía Décima Novena de Derechos Fundamentales del Estado Anzoátegui y FDDHHANZ, esperando que se esclarezca la situación y cese el acoso policial contra su familia. 

En cuanto a esto, el abogado y especialista en DDHH, Alcides Magallanes dijo que este tipo de hechos siguen dejando mal parados a los cuerpos policiales y enlodando su misión, que es el de brindar seguridad. A la vez hizo hincapié a los efectivos a cumplir con los procedimientos de rigor, y evitar este tipo de actos que exponen la integridad de los ciudadanos y van contra las leyes venezolanas. 

Por último, el representante de la  ONG manifestó que este caso es de conocimiento de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los DDHH en Caracas.

También podría gustarte