Human Rights Watch: Venezuela debe permitir que la ONU ayude a detener la propagación del Covid-19

El Secretario General, su equipo y los Estados miembros de las Naciones Unidas deben ejercer presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro para que permita que las agencias humanitarias de la ONU hagan todo lo que esté a su alcance para impedir que siga propagándose el Covid-19 en Venezuela, señalaron hoy Human Rights Watch, los Centros de Salud Pública y Derechos Humanos y de Salud Humanitaria de la Universidad Johns Hopkins y Women’s Link Worldwide. Incluso antes de la pandemia, el sistema de salud de Venezuela ya había colapsado.

Este es uno de los mensajes centrales que las tres organizaciones tienen previsto plantear durante un evento paralelo especial de la ONU que tendrá lugar el 29 de julio de 2020, titulado: “Ayudar a Venezuela a enfrentar la emergencia humanitaria durante la pandemia de Covid-19”. El evento, que se realizará a las 2:00 p.m. hora de Nueva York, ha sido organizado por las misiones permanentes de Alemania y la República Dominicana en Nueva York y se transmitirá en directo por internet aquí.

“El precario sistema de salud venezolano, debilitado por años de abandono de la infraestructura, escasez de medicamentos e insumos y graves interrupciones del suministro de agua, no está en condiciones de prevenir la propagación del Covid-19, atender de manera segura a los pacientes con Covid-19 ni proteger a los trabajadores de la salud”, manifestó la Dra. Kathleen Page, médica y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad John Hopkins y los Centros de Salud Pública y Derechos Humanos y de Salud Humanitaria de la universidad.

El 1° de junio, el ministro de Salud venezolano, Carlos Alvarado, y la Asamblea Nacional, a través de su asesor en temas de salud, Julio Castro, firmaron un acuerdo para coordinar esfuerzos que buscan obtener financiamiento internacional que refuerce la capacidad de Venezuela de responder a la pandemia de Covid-19. Este importante acuerdo también solicita el “apoyo técnico y administrativo” de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), una institución que forma parte de las Naciones Unidas.

Sin embargo, el acuerdo aún debe implementarse en su totalidad y su implementación debe ser monitoreada por terceros independientes que se aseguren de que la asistencia llegue a los venezolanos que la necesitan.

Venezuela enfrenta una emergencia humanitaria sin precedentes que, sumada a la represión brutal de opositores, ha forzado a más de 5 millones de venezolanos a buscar refugio en el extranjero, principalmente en países vecinos.

You might also like